Canal RSS

¿Hasta qué punto los #indignados pueden perjudicar al #PPSOE?

Publicado en

Desmanteladas las acampadas de indignados en Madrid

Desmanteladas las acampadas de indignados en Madrid

La Información | B. Toribio / C. Ibáñez

Después del desalojo este martes de la Puerta del Sol para borrar toda huella del Movimiento 15M y de la marcha que la noche de ese mismo día se realizó en Madrid, los partidos políticos vuelven a plantearse qué hacer con los ‘indignados’. ¿Serán suficiente los pocos guiños que han hecho unos y otros hasta ahora? ¿Cómo les puede afectar a los dos principales partidos nuevas reacciones de este movimiento?

‘PSOE, PP, la misma mierda es’. Éste es uno de los gritos de guerra que más han coreado los ‘indignados’ durante su estancia en la Acampada Sol y todas y cada una de las marchas que han protagonizado desde entonces. Atarcar a los que ellos llaman “PPSOE” ha sido uno de sus principales objetivos en estos meses.

En las elecciones municipales y autonómicas, el Movimiento 15M no quiso orientar el voto de ningún ciudadano, aunque sí que se zanjaron que la clase política actual no es la que quieren: ‘Que no, que no, que no nos representan’ o ‘No les votes’.

¿Podrán perjudicar los ‘indignados’ a algunos de los partidos en estas elecciones generales? ¿Se percibirá en el voto?

– Miedo en el PP. Los populares están a la expectación de las acciones que preparan en el Movimiento 15M por si llegara a provocar una movilización de los votantes de izquierda.
Aunque los ‘indignados’ en ningún momento se han decantado por ningún partido político y en las elecciones del 22 de mayo ni siquiera pidieron la abstención abiertamente, las propuestas que plantean se acercan más a una ideología de izquierdas.

A pesar de ello, hay que recordar incluso los ‘indignados’ llegaron a increpar al líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, cuando éste se acercó a la paralización de un desahucio en Madrid.

– El PSOE se puede quemar. Si bien el Movimiento 15M se desliga de cualquier vinculación política, sus reivindicaciones son más cercanas a la izquierda. El PSOE ha visto en este movimiento un posible filón de votos y, por ello, no deja de hacer propuestas para acercarse a ellos.

Por ejemplo, Rubalcaba ya ha dicho que de la convención del PSOE en septiembre saldrá una propuesta clara para reformar la ley electoral; ha planteado abrir el Congreso a la participación ciudadana; reformar el Senado; acabar con las diputaciones provinciales… Son iniciativas que van en la línea de las reivindicaciones del 15M.

Estas propuestas contrastan con las que está haciendo el PP, que son muchas menos y más genéricas, quizás porque aún no han puesto en marcha todo el entramado electoral. Los populares aún no han dicho nada sobre reformar la ley electoral o de dar mayor voz a los ciudadanos en las instituciones, aunque sí que afirman que han abierto sus programas a las propuestas que lleguen a través de las redes sociales.

El PSOE debe buscar el punto medio. Si los ‘indignados’ perciben que los socialistas se están intentando acercar a ellos solo para ganar más votos, se puede volver en su contra y verse en situaciones como la que vivió Cayo Lara.

– El papel del exministro de Interior y de Esperanza Aguirre. Alfredo Pérez Rubalcaba también podría verse dañado. Entre los ‘indignados’ se ha criticado el hecho de que el desalojo de la Puerta del Sol se haya producido cuando el hoy candidato ya no está al frente del Ministerio de Interior, que es de quien depende la orden policial. De esta forma, una decisión de este calado no le afectaría tanto a sus aspiraciones electorales como si aún siguiera al frente de esta cartera.

Y tanto a Rubalcaba como al actual ministro del Interior y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también les podría salpicar el hecho de que el desalojo se ha producido dos semanas antes de la visita del Papa Benedicto XVI, y en cambio se optó por no intervenir en la Plaza del Sol los días previos al 22 de mayo pese a la prohibición de la Junta Electoral de que se celebraran protestas ese fin de semana que pudieran interferir en las elecciones municipales y autonómicas.

– Destruyendo el “voto útil”. El bipartidismo es una de las tendencias del sistema democrático actual que más critica el Movimiento 15M y este bipartidismo es cada vez más acentuado en España por el llamado “voto útil”, es decir la decisión de un ciudadano de apoyar a uno de los dos partidos grandes para evitar que gane el contrario.

Con los ataques de los ‘indignados’ al “PPSOE” esta tendencia puede cambiar y hacer que las mayorías de estos dos grandes partidos sean más pequeñas al quedar el voto más repartido.

Esto es algo que se ha empezado a ver en algunas autonomías en las últimas elecciones regionales, aunque no haya tenido una trascendencia en el gobierno autonómico. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid ha entrado un nuevo grupo parlamentario, UPyD, y el tercer grupo parlamentario que había en la Asamblea ha mejorado sus resultados con un escaño más, y en la Comunidad Valenciana ha entrado un nuevo grupo parlamentario (PP, PSOE, EU y Compromis). El efecto que pueda tener en unas elecciones generales aún es una incógnita.

Anuncios

Acerca de MarbellaTerroba

Existen motivos para ser legión. Miremos en las cloacas de…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: