Canal RSS

Griñán impide que se controle el gasto y los contratos a familiares.

Publicado en

El secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán (EFE).

El secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán (EFE).

El Confidencial | Antonio Castro | Sevilla

Impide la regeneración mientras figuras del PSOE-A cargan contra el #15M.

El mensaje de regeneración democrática en el que se ampara el 15M se ha colado por una ranura del Parlamento andaluz. El PP ha querido plantear una serie de medidas sobre controles a la clase política para evitar desvíos hacia la corrupción, como la fiscalización del gasto público, prohibición de contratos a familiares, limitación de mandatos o comisiones de investigación. Griñán le ha dado un portazo al paquete entero, coreado por una serie de figuras del PSOE-A, algunas tan históricas como el ex presidente Rafael Escuredo, que cargan contra el 15M desde donde llegan abucheos contra el “régimen” andaluz.

El primer intento por conseguir que el 15M entre en una institución como el Parlamento andaluz se había producido hace unos días. Los concentrados de Málaga decidieron registrar una iniciativa para que las propuestas de la gente común pudieran debatirse en la Cámara con más facilidad: menos firmas necesarias y más cuestiones susceptibles de ser tratadas. La idea sigue el curso reglamentario.

El control de los reptiles

Sin embargo, ha sido en el último pleno del Parlamento donde un grupo de la Cámara, el PP de Javier Arenas, ha tenido la osadía de poner encima de la mesa un corolario, defendido por el electo alcalde de Sevilla y diputado, Juan Ignacio Zoido, que puede coincidir con la voz de la calle, aunque los populares no hayan querido establecer relación alguna con el 15M. De hecho, estas propuestas son anteriores a las concentraciones de mediados de mayo.

Control fiscal del gasto público para evitar “fondos de reptiles” como el que ha alimentado los ERE de las corruptelas; prohibición de colocar en la Junta a familiares de los altos cargos salvo en el que caso de que lo consigan por oposición; facilitar la constitución de comisiones de investigación o limitar a dos los mandatos del presidente de la Junta. El paquete presentado por el PP era todo un órdago y la respuesta de Griñán ha sido la negativa rotunda a asumir las propuestas.

Este hecho no pasaría de ser un hito más en las sesiones de esgrima parlamentaria, si no fuera por el contexto en el que aparece. De un tiempo a esta parte se vienen produciendo acusaciones contundentes de cualificados representantes del PSOE-A contra los concentrados del 15M. El propio Griñán ha asegurado en la Cámara que las críticas de la calle no suponen que la democracia esté enferma, contestando así a una advertencia del líder de IU, Diego Valderas, que le aconsejó que mire lo que dice la calle si no quiere que la derecha les pase por encima para 20 años.

Escuredo y el 15M, novela y realidad

Sin embargo, el movimiento de rechazo tiene más calado. Ya han sido varios los consejeros o altos cargos del PSOE-A que han tratado de descalificar el 15M o en el mejor de los casos limitarlo a un asunto menor. El propio ex presidente de la Junta, Rafael Escuredo, esta misma semana, presentando una conferencia del consejero de Medio Ambiente, Díaz Trillo, criticó con dureza a los del 15M, a los que llamó “antidemócratas” acusándoles de querer para ellos lo que les niegan a los demás.

Escuredo se manifestaba así después de que el Consejo de Gobierno de Griñán hubiera sido abucheado por los “indignados”. Y, por otra parte, se da el caso de que Escuredo pronunciaba estas palabras en un acto en el que, recordando a Umbral, dijo que no iba a hablar de su última novela “El blanco círculo del miedo”–aunque habló y contó con los elogios de Díaz Trillo- que, curiosamente, trata sobre la corrupción, los poderes financieros y asuntos que están muy en el alma de los manifestantes del 15M a quienes mandaba ahora a los infiernos.

Pánico electoral en el PSOE

La virulencia con la que el PSOE-A se manifiesta ahora contra el 15M no es más que un síntoma del pánico que ha prendido en las filas del partido después de la debacle del 22-M y el temor a perder el granero andaluz y con él el cobijo de miles de militantes. El último pleno parlamentario ha servido de escenario para representar ese pánico socialista frente a un Javier Arenas que se mostró sobrado cabalgando sobre el reciente éxito electoral de su partido, y desquitándose de las acusaciones que durante años ha tenido que escuchar en la Cámara sobre la incapacidad de los populares para vencer al PSOE en Andalucía.

La sicosis de derrota y el miedo a una debacle futura ha impregnado ya la vida política andaluza orientándola hacia la crispación. Y entre los problemas a los que se enfrenta el PSOE está el hecho de no poder plantear ya a estas alturas un recambio a Griñán, conscientes como parecen ser en el partido de que las elecciones autonómicas, coincidiendo con las generales, se van celebrar en otoño.

Anuncios

Acerca de MarbellaTerroba

Existen motivos para ser legión. Miremos en las cloacas de…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: