Canal RSS

La Junta de Andalucía benefició a Abengoa con la hija de Chaves como apoderada.

Publicado en

El Mundo | Manuel María Becerro | Sevilla

  • La compañía contrató a Paula Chaves al poco tiempo de acabar su licenciatura.
  • Los Benjumea lograron 171 millones en adjudicaciones y 3,7 en ayudas.

El rastro de dinero público que han dejado tras su paso por diversas empresas andaluzas los hijos del vicepresidente tercero del Gobierno, el socialista Manuel Chaves, en los tiempos en que presidía la Junta de Andalucía, no termina en las comisiones de Iván Chaves Iborra ni en el incentivo multimillonario a la empresa Matsa.

 

A falta de una fotografía de la hija de Chaves, colocamos esta de Juan Guerra.

A falta de una fotografía de la hija de Chaves, colocamos esta de Juan Guerra.

La pequeña de la familia, la abogada Paula Chaves, estuvo vinculada a la firma Abengoa, el grupo industrial sevillano de la familia Benjumea, cuyas filiales también recibieron multitud de adjudicaciones y subvenciones de la Administración autonómica con Paula ejerciendo de apoderada. Fue antes de que la joven se pusiera a gestionar directamente la ayuda a Matsa, en cuya aprobación participó su padre de forma activa, aun prohibiéndoselo la ley.

La hija de Chaves acumuló apoderamientos en cuatro sociedades anónimas dependientes de Abengoa: Telvent Tráfico y Transporte, Telvent Housing, Tráfico Ingeniería y la constructora Instalaciones Inabensa. Según la información recogida en el Registro Mercantil, en las tres primeras estuvo hasta junio de 2009, mientras que en Inabensa permaneció hasta julio de 2007. Hay que tener en cuenta que un apoderado puede dejar de serlo mucho antes de que se inscriba, del mismo modo que el poder puede ser otorgado antes de que figure en el Registro.

Muchas gestiones que pudiera haber desarrollado a favor de Abengoa o sus filiales darían sus frutos meses o incluso años después de que ella abandonara la firma de los Benjumea.

Negocios como comisionista de Iván Chaves.

Por otra parte, elconfidencial.com recoge hoy que Iván Chaves, hijo del ex presidente de la Junta de Andalucía, participó en una operación urbanística en una finca de Jaén consistente en la urbanización y construcción de un campo de golf, a través de dos contratos firmados en septiembre de 2006 y 2009. Este campo de golf tuvo el apoyo de la Junta al concederle en abril de 2010 la Delegación Provincial de Turismo, Comercio y Deportes el estatus de interés turístico.

La operación no se hizo directamente con Iván Chaves, sino que se pactó entre el empresario Andrés Rodríguez Tapia y Javier Olaegui de la Infiesta, socio este último del hijo de Chaves. (Ver documento en PDF) Iván y su socio tenían un acuerdo por el que se repartían al 50% las comisiones que conseguía cada uno, según la información recogida por J. Chicote y M. Miralles.

Anuncios

Acerca de MarbellaTerroba

Existen motivos para ser legión. Miremos en las cloacas de…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: